Redes de Ensueño, documental 100 días de soledad. Diario de una experiencia, José Díaz


Como por gracia divina, y sin ninguna intención de búsqueda por mi parte, hace unos años volvió a caer en mi poder Walden o La vida en los bosques, el maravilloso libro de Thoreau. Nada más empezar a leerlo, me di cuenta de que, aunque de forma evidentemente más humilde, mi experiencia vivencial de estos últimos años en Redes tenía muchos puntos en común y obedecía a intereses muy similares a los del pensador americano. Ya en la fase final de mi penúltimo libro, que presenté a finales de 2014, empezando inconscientemente a pensar en próximos proyectos, se me ocurrió la idea de intentar emular, casi dos siglos después, a este gran filósofo natural. Me planteé recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desconectándome absolutamente del mundo real y sus avances. No dispuse de electricidad, ni móvil, ni televisión, ni internet, ni reloj... Solo yo con la naturaleza.

El periodo para este confinamiento ha sido el comprendido entre el 12 de septiembre y el 19 de diciembre de 2015. Elegí este periodo porque es en el que más cambios en la naturaleza se producen para el disfrute de los espectadores: días todavía de verano, el otoño -la estación por excelencia en la montaña y en los bosques de Redes, la recolección de los frutos secos y bayas, la berrea del ciervo, las primeras lluvias, la bella otoñada multicolor y la caída de las hojas-, hasta llegar al mes más duro del año, en el que las fuertes nevadas cubren el paisaje y la luz del día brilla por su ausencia.